Pasar días o semanas en casa con recursos limitados, poca estimulación y poco contacto social puede tener consecuencias a nivel psicológico. Por ello, desde iDN+S os queremos ofrecer algunos consejos básicos que os permitan mantener una buena higiene psicológica ante el coronavirus.

  • Gestiona el tiempo que permaneces conectado a las noticias y evita la sobreinformación. Evita estar 24h conectado a las noticias. El exceso de información puede aumentar nuestras emociones negativas. Por eso te sugerimos que reduzcas la cantidad de horas que pasas conectado a las noticias.
  • Gestiona pensamientos intrusivos y distorsionados. En estos momentos es normal que tendamos a pensar de manera catastrofista. Para evitar esto, debemos cuestionar la validez de esos pensamientos y buscar pensamientos alternativos menos catastrofistas.
  • Las emociones de miedo y preocupación son normales. Aceptalas pero no te regodees en ellas ya que esto hará que intensifiques esa emoción.
  • Busca maneras de distraerte hablando de otras cosas. Poner nuestra atención en otras cosas nos ayuda a distraernos y darle a nuestra mente un respiro.
  • Por último, mantener una actitud positiva y objetiva nos ayudará a afrontar mejor la situación.

 

El Centro para el estudio del estrés traumático (Center for the Study of Traumatic Stress) ha publicado un breve artículo en inglés que podéis encontrar aquí sobre los efectos psicológicos de la cuarentena. A modo de resumen, los estresores a los que nos enfrentamos durante el periodo de cuarentena son:

  1. Frustración y aburrimiento como falta de la perdida de rutina y falta de contacto social.
  2. Falta de acceso a material médico y medicamentos como pueden ser mascarillas, desinfectantes, etc.
  3. Falta de información o confusión en la información recibida como consecuencia de una falta de organización de las autoridades públicas.
  4.  El periodo de cuarentena puede alargarse. La incertidumbre sobre el periodo en el que debemos de permanecer en cuarentena puede suponer también un estresor.
  5. Miedo a estar infectado o a infectar a otros, tendiendo a centrar nuestra atención en síntomas físicos y en una preocupación excesiva por nuestra salud.

 

Pasado el periodo de cuarentena podemos encontrarnos con los siguientes estresores:

  • Perdidas económicas derivadas de la perdida de empleo o de gastos no previstos.
  • Estigmatización por parte de amigos, vecinos, u otros colectivos.
  • Volver a la rutina puede no resultar fácil. Podemos tardar días, meses o semanas en volver a la normalidad.

 

Consejos para promover nuestro bienestar psicológico durante la cuarentena:

  1. Comunica la información de manera clara y directa. Esto ayudará a que los demás entiendan la información esencial, las razones por las que tenemos que mantener la cuarentena, etc.
  2. Facilitar la comunicación con los seres queridos. Saber que nuestros seres queridos y amigos se encuentran bien tienen efectos positivos sobre nuestro bienestar psicológico y favorece la adherencia a la cuarentena.
  3. Prepararse para la cuarentena. Planificar tareas o actividades durante la cuarentena puede ayudarnos a distraernos, reduce la atención que le prestamos a los síntomas físicos, y reduce la sensación de aislamiento de nuestros seres queridos y amigos.
  4. Cuidar de uno mismo. Puede que en estos momentos de confinamiento tengamos que cuidar de familiares u otras personas. En estos casos es importante que no nos olvidemos de nuestro propio cuidado y tener nuestras necesidades cubiertas.

 

En el siguiente enlace encontrarás más recursos que podrán ayudarte a afrontar efectivamente y con calma la pandemia.

RECURSOS PARA AFRONTAR EFECTIVAMENTE Y CON CALMA LA PANDEMIA

Para más información sobre el coronavirus, os dejamos el link a la página web de la Organización Mundial de la Salud: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019

Recursos psicológicos para afrontar el coronavirus