Desde la aparición de Internet hasta nuestros días, sus usos y aplicaciones han aumentado y se han popularizado, sobre todo en la última década. Se ha conseguido pasar de utilizar Internet únicamente para navegar por las páginas webs y enviar correos electrónicos, a conseguir nuevos servicios como realizar llamadas de voz o hacer video-llamadas entre otras muchas, y todo gracias a las nuevas mejoras tecnológicas que se están llevando a cabo, y que a su vez están permitiendo aplicarlas en diversos ámbitos como: colegios, empresas, e incluso ha llegado a los servicios psicológicos.

Durante los últimos tiempos, Skype está siendo muy utilizado para llevar a cabo la terapia online en las consultas. Ha quedado demostrada en diversos estudios sobre este tipo de terapia, que su éxito es similar al obtenido en la terapias presenciales. Sin embargo, a pesar de que hemos oído hablar mucho de esta aplicación, mucha gente aún se pregunta ¿qué es Skype? o ¿para qué se usa y por qué suele ser el elegido para ámbitos como en este caso la terapia online? Skype es una aplicación que a través de una simple conexión a internet, permite establecer conversaciones a tiempo real con gente a distancia, reemplazando así la comunicación telefónica convencional, dado que también permite realizar video-llamadas.

Skype se ha convertido en uno de los programas más empleados entre usuarios de todo el mundo, llegando a la cifra de 280 millones de usuarios activos, y es que son varios los servicios que ofrece y que facilitan la comunicación a distancia: hacer videoconferencias y llamadas de voz, enviar mensajes inmediatos y compartir archivos con otros usuarios de Skype, son los principales. Otra de las preguntas que nos planteamos es ¿con qué ventajas cuenta para que sea elegida entre tantos millones de usuarios? Entre las principales encontramos las siguientes:

  • Permite conectar con todo el mundo que también tiene una cuenta de Skype.
  • La descarga del programa y su uso, son gratuitos.
  • Es multiplataforma, lo que quiere decir que Skype se puede vincular tanto con ordenadores, como con smartphones, notebooks, teléfonos fijos, tablets, Smart TV y video-consolas.
  • Soporta varios sistemas operativos: para ordenadores se puede instalar en Windows XP, Vista, 7 y 8, Mac OS X y Linux. Con respecto a móviles, en Windows Phone, Symbian OS, Android, BlackBerry 10 e iOS. Finalmente, con las video-consolas, puede ser instalado en la PlayStation Vita, Xbox One y la Playstation Portable.
  • Skype está disponible en muchos idiomas.
  • El software es altamente seguro, ya que se cifra la voz, los archivos enviados y los mensajes de texto con un algoritmo AES 256 bits de resolución, lo que proporciona un alto grado de confidencialidad en las conversaciones.

¿Qué hacer para comenzar a utilizar este programa?

Lo primero a tener en cuenta y que resulta indispensable, es disponer de conexión a internet de banda ancha, así como será necesario tener un micrófono y cámara conectados al ordenador si lo que queremos realizar son llamadas y video-llamadas.

Para poder utilizarlo, lo primero que hay que hacer es la descarga del programa de Skype y la consiguiente instalación en nuestro ordenador, lo cual se puede hacer directamente a través de la página oficial (https://www.skype.com/es/) siguiendo las instrucciones, y a continuación, tendremos que registrarnos con un usuario y contraseña, que son los que nos pedirán cada vez que queramos entrar en Skype. Una vez hecho esto, ya podremos darle el uso que queramos, y ante cualquier duda con el programa, podremos buscar información en su página.

(Tutorial de cómo instalar Skype en un ordenador): https://www.youtube.com/watch?v=regww2Vj_iM

¿Por qué elegir esta aplicación para la terapia online?

Aunque existen otras aplicaciones que también permitirían llevar a cabo este tipo de terapia, probablemente Skype es la que reúne más características que hacen de él un recurso muy completo, entre otras razones por la facilidad de su uso, la variedad de servicios que proporciona y la calidad de estos (hacer llamadas, video-llamadas, enviar archivos…), la seguridad que proporciona a sus conversaciones, o la variedad de sistemas operativos que facilita para descargarlo, lo que haría de la terapia online una forma de terapia bastante completa y similar a la proporcionada por la terapia presencial, gracias a todos estos recursos facilitados.

Skype: ¿Qué es y para qué sirve?